Cómo superar la adicción al móvil

Cómo superar la adicción al móvil

Adicción al móvil prevención y tratamiento

Tiempo de lectura: 3 min. 

Hoy en día, resulta extraño ver a alguien sin un teléfono móvil en la mano, lo vemos en todas partes, trenes, autobuses, aulas, a veces incluso conduciendo. Indudablemente este instrumento se ha convertido en una herramienta indispensable en nuestra sociedad actual. Sin embargo, el uso continuado del teléfono móvil en nuestro día a día, ya sea por mandar demasiados mensajes, utilizar en exceso las redes sociales o estar todo el día realizando llamadas, puede desencadenar en una seria adicción.

 

Convertirnos en adictos al teléfono móvil significa perder el control sobre este aparato, acompañado de un aumento considerable en los niveles de estrés y alteraciones substanciales en el ritmo del sueño. Con el objetivo de evitar estas consecuencias, este artículo de IPED te proporciona los mejores consejos de cómo superar la adicción al móvil.

Prevenir la adicción al móvil:

Recientemente el móvil se ha convertido en un poderoso instrumento de socialización e intercambio de información constante. Muchas de nuestras interacciones sociales se hacen a través de este aparato, especialmente aquellas con los seres queridos que tenemos lejos.

 

El teléfono móvil nos puede servir, incluso, para llegar a estrechar vínculos personales. En definitiva, no deja de ser un canal que nos permite comunicarnos y socializar, hecho que nos gratifica y nos gusta. La combinación de la recompensa (gratificación) de la socialización sumada al diseño de las redes sociales modela el comportamiento humano, hasta el punto de poder llegar a generar adicción al teléfono móvil. Esta se define como:

La necesidad enfermiza de estar pendientes de la pantalla de nuestro smartphone, revisar nuestras redes sociales y nuestros mensajes o WhatsApps. Ante la falta de poder realizar esta conducta sufrir estrés ansiedad y malestar emocional.

Controlar el uso del teléfono

Para prevenir la adicción al móvil, en primer lugar, hay ser consiente de la cantidad de tiempo que se dedica a mirar el móvil. Muchas personas pierden la noción del tiempo cuando lo usan, y eso facilita la adicción. Una buena opción para darnos cuenta del tiempo real que le dedicamos es consultar las estadísticas de uso del móvil. Para dominar mejor el uso que hacemos de este aparato es muy aconsejable establecer un horario de uso, apagarlo como mínimo dos horas antes de irnos a dormir y conseguir que no sea lo primero que miramos por la mañana. Esto nos proporcionará un descanso más profundo durante la noche, así como más energía durante el día.

 

Diversificar el tiempo libre y potenciar las relaciones

Se conoce que la adicción genera una pérdida de interés hacia otros pasatiempos que no sean el móvil. Retomar los pasatiempos que solíamos hacer antes o iniciar nuevos hobbies es muy recomendable para generar alternativas que nos permitan disfrutar y estar sin el móvil. Si además realizamos estos hobbies acompañados de las personas que apreciamos, generamos un entorno que nos ayudará a mantener estas rutinas en el tiempo y hace que ese sea más gratificante no depender tanto del móvil.

 

Tratamiento para la adicción al móvil

Nunca es demasiado tarde. Puede pasar que, sin darnos cuenta, nos hayamos convertido en personas adictas al teléfono y nos produzca una cierta sensación de malestar pasar unas horas sin estar pendientes del móvil. Si vemos que hemos desarrollado un cierto enganche a este aparato, es el momento de aprender a cómo superar la adicción al móvil de forma profesional. Recuerda que siempre puedes contactarnos aqui!

Cómo superar la adicción al móvil:

En primer lugar, debemos observar hasta qué punto somos adictos, es decir, en qué nivel nos afecta tener o no el teléfono a mano, cuánto tiempo estamos sin mirarlo, cuántas experiencias nos perdemos por estar pendientes del móvil… Como más sensaciones negativas nos vienen a la cabeza al pensar en estas situaciones, más grave es el problema de adicción.

Una vez detectada la gravedad del problema, tendremos que aprender a renunciar al móvil en ciertos momentos y lugares concretos durante el día. Son buenos sitios para empezar a hacerlo las comidas en familia o con amigos, en el transporte público y en los momentos de espera. El siguiente objetivo será emanciparnos completamente de él durante una pequeña temporada, por ejemplo, cuando menos lo necesitemos. Un buen momento para dejar el móvil en casa sería un fin de semana.

 

Es muy importante dejar de usarlo de forma gradual y con ayuda profesional. Como consecuencia vamos a generar un cambio paulatino y estable en el tiempo que nos permitirá mejorar nuestro bienestar y romper con el ciclo adictivo.

El mayor reto de la adicción el móvil no es desengancharse, sino volver a usar el móvil de forma sana y adaptativa, ya que es una herramienta muy extendida en nuestra sociedad. Es por ello por lo que el tratamiento para superar este problema tendrá como objetivo aprender a hacer un buen uso de nuestro teléfono.

 

Leave a Comment